• El hotel Commodore y el secuestro del papagayo Coco - Tomás Alcoverro
    Artículos

    El hotel Commodore y el secuestro del papagayo Coco

    Nunca lo quise y más de una vez, desde el balcón de mi piso, hice amagos de echar bolas de papel sobre el jardincito de su piscina. El hotel se había convertido, estúpidamente, en un mito porque los infatuados corresponsales extranjeros lo habían elegido por residencia. Todas las ciudades de la guerra han tenido su hotel y Beirut ha tenido el Commodore.  Pero el Commodore no estaba adornado de ningún atributo especial para llegar a ser el hotel más famoso del mundo de estos años. No era ni lujoso ni había en él nada original. Su fama la debía a los “paparazzi” que lo habían descrito o que lo citaban…

  • Todo el petróleo árabe para los árabes - Tomás Alcoverro
    Artículos

    Todo el petróleo árabe para los árabes

    Esta mañana, en que el termómetro marcaba los 41 grados de temperatura en Bagdad, ha habido manifestaciones callejeras y discursos de los jefes baasistas, comunistas y del partido democrático kurdo, todos ellos componentes del Frente Nacional Iraquí. Ayer por la noche, poco después de que el presidente de la República, Amed Hassan Al Bakr, pronunciara su discurso en el que anunció la nacionalización de la antigua compañía que desde hace 50 años extrae y vende el petróleo del país, la Irak Petroleum Company, mucha gente, en su mayoría hombres jóvenes —apenas si había a aquella hora alguna mujer cubierta con su largo manto negro tradicional—, comenzó a desfilar a pie,…

  • obsesión estadounidense contra Irán
    Artículos

    La obsesión estadounidense contra Irán

    «Con mazas, cadenas, con martillos, machacaban su cabeza derribada. Una vieja mujer, cubierta de chador, manto negro de las chiis, escupió varias veces en la cara de la estatua de Sadam. Niños levantaban polvo al sacudirle con sus chanclas de plástico. Los hombres se habían ensañado con la gran estatua de bronce como si fuese un cuerpo humano y no cejaron en su empeño hasta  descuartizarla. Gritando «muerte Sadam», «con nuestra sangre, nuestro espíritu te defenderemos Irak» y con invocaciones religiosas a sus imanes Ali y Hussein se regocijaban de su derrota.» Fue el primer párrafo de mi crónica del 10 de abril del 2003 cuando los chiis, aplaudían, se alegraban al contemplar…

  • Bután, el sueño de la felicidad
    Artículos

    Bután, el sueño de la felicidad

    La modernización de este abrupto reino medieval y frágil es reciente ¿Cómo se puede medir la felicidad? Viajé a Bután porque es el último reino budista independiente del Himalaya, porque guarda celosamente su identidad, sigue siendo un país ensimismado, de hermosos paisajes montañosos, bosques y selvas exuberantes en su pequeño territorio de pueblos diversos en los que aún creen en semidioses, diablos y donde los astrólogos eligen las fechas más convenientes para una boda o una coronación ­real. Bután todavía puede provocar emociones en los viajeros con ansia de descubrir mundos aún poco visitados. Con su estricto control del turismo porque temen ser invadidos por viajeros extranjeros, ofrecen su recóndita personalidad de costumbres ancestrales encarnadas en el budismo secular,…

  • el paraíso infernal de los periodistas
    Artículos

    El paraíso infernal de los periodistas

    El Líbano es el paraíso de los periodistas. El Líbano, gracias a Dios, existe y no hay que inventarlo. Algún día trataré de hablar de este hecho consumado que permite tranquilizar a muchas pusilánimes conciencias que ven en El Líbano el cubo de basura donde todo lo sucio, lo cruel, lo perverso, puede acumularse. El mundo contemporáneo, la conciencia del hombre contemporáneo, tiene la suerte de contar con “un Líbano”, un lugar “fuera de nuestro ámbito” en el que todo lo innoble se produce. Me gusta repetirlo a veces a pesar del escándalo, que “todos, todos somos libaneses”, que todos somos crueles, perversos y sucios. Los periodistas, profesionales de las…

  • viaje ida y vuelta Jerusalén-Beirut-Jerusalén
    Artículos

    Viaje de ida y vuelta Jersualén-Beirut-Jerusalén

    Nuestro redactor consigue salvar el cerco de Beirut y pasar unas horas en la capital de Líbano Nuestro redactor, enviado especial a la zona de conflicto, consiguió el viernes pasado entrar en la martirizada capital de Líbano venciendo obstáculos y peligros. Sin visado, y en un viejo coche alquilado, Tomás Alcoverro llegó a Beirut, precedente de Haifa, donde a lo largo de todo un día, recorre la ciudad, encuentra algún antiguo conocido, hace llamadas telefónicas ve, oye, siente…De regreso a Israel nos cuenta con su vivacidad característica este alucinante viaje de ida y vuelta (Jerusalén-Beirut-Jerusalén) realizado entre el tráfico de vehículos militares, entre ciudades en ruinas, entre polvo, cansancio y…

  • La revolución envejecida
    Artículos

    La revolución envejecida

    A los treinta años, en 2009, la revolución del Irán ya era una revolución envejecida. En 1979 asistí en Teherán al triunfal regreso del imán Jomeini en un avión procedente de Paris en cuya periferia se había establecido tras su estancia en Irak como refugiado, para difundir urbe et orbe con toda libertad su mensaje a todo el mundo. Le acompañaban sus fervorosos partidarios de diversas ideologías, no solo islamistas, sino también liberales, marxistas y kurdos que anhelaban derrocar el régimen del Rey de Reyes, al Sha Reza Pahlevi, entonces llamado el Gendarme de Oriente. El imán Jomeini dio un golpe brusco de timón al imponer en la nueva constitución…

  • La Sorbona del desierto - Tomás Alcoverro
    Artículos

    La Sorbona del desierto

    La ciudad de Chinguetti, en el desierto de Mauritania, encierra un tesoro cultural en sus antiguas bibliotecas El alcalde de Chinguetti, Mohamed Amara, vive en una casa construida sobre las anteriores, sepultadas por dunas. Chinguetti, llamada la Sorbona del desierto por la antigüedad y riqueza de sus preciosos libros árabes, adquiridos desde hace siglos, guardados celosamente por algunas de sus nobles familias, es una de las ciudades perdidas de Mauritania junto a Uadan y Ualata, por cuya proximidad esta última con la república de Mali ha sido incluida en una zona roja insegura para turistas. La política francesa, sobre todo en esta región de África, ha provocado daños colaterales en la república islámica de Mauritania. El país, dominado por la población árabe…